La complejidad de las traducciones legales

La complejidad de las traducciones legales

La traducción jurídica, también conocida como traducción legal, es uno de los tipos de traducción más complejos. Un buen traductor jurídico debe conocer los términos específicos del sector legal o jurídico, tener un amplio vocabulario al respecto y trabajar con mucha precisión.

La traducción jurídica o la traducción legal es uno de los tipos de traducción más complejos que existen y, además, uno de los servicios de traducción imprescindibles para empresas y particulares: firmar un contrato, alquilar una vivienda, recurrir una sentencia, recibir una herencia… los motivos por los que podemos necesitar traducir documento legal o jurídico son muchos y todos requieren de la más alta profesionalidad y precisión.

¿Qué es la traducción jurídica?

Una traducción jurídica es aquella que está relacionada con la traducción de textos y documentos vinculados al campo del Derecho.

Los documentos de la traducción jurídica o legal pueden de dos tipos:

  • De carácter privado (entre particulares y/o empresas)
  • De carácter público (documentos oficiales emitidos por organismos públicos o administraciones)

¿Por qué es tan compleja?

La tarea de un traductor ya de por sí es compleja. Su trabajo consiste en acercarse de la manera más precisa a la intención y formas originales del autor al traducir un texto a otra lengua.

Cuando hablamos de traducción jurídica el tema es mucho más delicado. En primer lugar, porque se maneja una terminología y un lenguaje muy especializado; en segundo, porque cualquier mínimo desliz en la interpretación a la hora de traducir puede tener consecuencias desastrosas a nivel jurídico o legal.

A esto debemos sumar que las leyes no son las mismas en todos los países, de modo que traducir un documento jurídico de forma 100 % transparente es realmente difícil ya que, durante el proceso de traducción, el traductor jurídico debe adaptar la terminología propia de la lengua de origen a la de la lengua de destino.

¿Necesitas traducciones jurídicas?

¿Le encargarías a una agencia cualquiera la traducción de un contrato crítico para tu empresa?

¿Qué documentos necesitan de una traducción jurídica?

La traducción jurídica se compone de cualquier documento de carácter legal en el que se creen derechos u obligaciones entre dos o varias partes, es por tanto un tipo de traducción vinculado al Derecho.

Como hemos comentado, estos documentos pueden ser de carácter público o privado.

Entre los documentos que requieren una traducción jurídica o legal encontramos:

  • Declaraciones de testigos
  • Actas de nacimiento
  • Procedimientos arbitrales
  • Actas de constitución de una sociedad
  • Documentos para juicios
  • Documentos de inmigración
  • Avales
  • Contratos financieros
  • Contratos de compraventa y financieros
  • Poderes notariales
  • Documentación laboral
  • Testamentos
  • Fideicomisos
  • Pólizas de seguro
  • Informes periciales
  • Documentos relativos a Propiedad Intelectual o Industrial
  • Normativas y legislación extranjera
  • Decisiones judiciales
  • Procedimientos arbitrales
  • Escrituras
  • Estatutos sociales
  • Documentos sobre la nueva Ley de Protección de Datos

Todos ellos pueden ser traducidos de forma simple o jurada, dependiendo de las necesidades y de los trámites que se vayan a realizar con el documento.

¿Qué se necesita para ser traductor jurídico?

Un traductor jurídico no solo necesita tener formación y sólida experiencia en el campo de la traducción, además debe estar especializado en el campo del Derecho, hacer cursado la carrera de Derecho o poseer algún máster especializado al respecto.

Su trabajo es realmente complejo, por lo que debe tener conocimientos probados en la terminología y peculiaridades jurídicas, no solo respecto a la lengua de destino, sino también en cuanto a la lengua original del documento.

¿Cómo puedo contactar con un traductor jurídico profesional?

Si necesitas traducir textos legales o jurídicos, es fundamental que cuentes con los servicios de una agencia de traducción especializada. En Aire Traducciones ofrecemos traducción legal en más de 550 combinaciones de idiomas y contamos con traductores jurados en nuestra propia oficina de Madrid.

Si necesitas más información al respecto o quieres contratar un servicio de traducción jurídica o legal, contacta con Aire Traducciones.

También te puede interesar…

¿Te llamamos?

Son ya más de 550 empresas que no aburren a sus clientes. ¿Te sumas?

Nombre(Obligatorio)
Consentimiento(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Ir arriba