¿Qué documentos legales no necesitan traducción jurada?

¿Qué documentos legales no necesitan traducción jurada?

Una traducción jurada, denominada también traducción oficial, certifica la traducción fiel de un documento. Este tipo de traducciones se realizan sobre documentos originales con una validez legal, como podrían ser certificados, contratos, títulos, sentencias judiciales, etc., de forma que el documento traducido conserve la misma validez que el original.

Las traducciones juradas son realizadas por traductores que están habilitados por la autoridad competente del país, que en el caso de España sería el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC).

Habitualmente se realizan traducciones juradas de documentos que se solicitan en procesos judiciales y administrativos, en los cuales es necesario aportar documentación extranjera o prestar declaración ante la Administración Pública. Estos organismos oficiales, órganos, administraciones públicas o instituciones académicas solicitarán la entrega de la traducción jurada de los documentos necesarios en la lengua oficial.

Pese a que los documentos legales son uno de los objetos principales de las traducciones juradas esto no significa que siempre requieran de una certificación oficial. En realidad,  no importa tanto de qué documento se trate, sino el destino donde se solicite.

TRADUCCIÓN DE DOCUMENTOS LEGALES

Traducimos todo tipo de documentos legales que necesiten ser presentados ante un juzgado, un organismo o institución..

Más información

Documentos legales sin traducción jurada

Los documentos legales que no necesitan una traducción jurada son aquellos que en el país de destino no necesitan una validación.

Generalmente sí que requieren esa validación los certificados académicos, de matrimonio, de defunción, de nacimiento etc.; por lo que cuando una persona quiere trabajar o estudiar en un país extranjero, se le solicita demostrar su pasado de una forma fehaciente, así que las instituciones de destino requerirán el sello de una traducción jurada.

De este modo, es recomendable consultar en la institución de destino si  es imprescindible presentar una traducción jurada de los documentos de los que estemos haciendo uso. El procedimiento a realizar será el siguiente:

Debemos consultar en la institución de destino si es imprescindible la traducción jurada del documento. En el caso de que la respuesta sea un sí, se contratarán los servicios de un traductor jurado; y en caso de que no sea necesario, se solicitará una traducción convencional.

A través de este procedimiento, en el caso de que no se requiera obligatoriamente una traducción jurada, la persona  que necesite la traducción podrá solicitar la traducción simple del documento sin necesidad de contratar a un traductor jurado.

TRADUCCIÓN DE ACTAS LEGALES

Traducimos los actas que se han realizado durante el proceso legal de manera oficial, ya que somos traductores jurados.

Más información

¿Qué tipo de documentos sí necesitan traducción jurada?

Requieren una traducción jurada aquellos documentos redactados en un idioma diferente al oficial en el organismo en el que deban surtir efecto legal. Esta traducción va sellada y firmada por un traductor jurado, tiene un carácter oficial ante las autoridades y no tiene fecha de expiración.

Entre los documentos posibles que requieren traducción jurada, podemos destacar los siguientes:

  • Certificados académicos
  • Notas y expedientes académicos
  • Diplomas
  • Certificado de matrimonio
  • Certificado de nacimiento
  • Pasaportes
  • Estatutos
  • Arrendamientos
  • Poderes
  • Declaraciones de la Renta
  • Sentencias judiciales
  • Certificado de penales
  • Escrituras públicas
  • Cuentas anuales

TRADUCCIÓN DE PODERES

Somos traductores jurados y certificamos tu documento de otorgamiento de poderes al idioma que necesites.

Más información

Legalización de documentos

La legalización de los documentos extranjeros es una acción imprescindible de llevar a cabo para que éstos surtan efecto en España. Salvo que exista convenio, tratado o acuerdo internacional que exima de su legalización, la misma se hará conforme a uno de los dos procedimientos siguientes dependiendo del país que expida el documento:

  • Si el país es firmante del Convenio de la Haya, la Apostilla será suficiente.
  • Si el país no es firmante del Convenio de la Haya, la vía de legalización será diferente en cada caso.

En definitiva, como en cualquier otro ámbito, es importante contar con buenos profesionales que se encarguen de la traducción, para que el documento sea fiel a su original, siendo el resultado exitoso.

¿Quieres que te informemos sobre la traducción jurada de certificados de matrimonio? Consúltanos sin compromiso.

Recomended Posts

Leave a Reply