Aspectos a tener en cuenta si tengo que expatriar a un empleado

Aspectos a tener en cuenta si tengo que expatriar a un empleado

Cada vez es son más las empresas que toman la decisión de desplazar a un trabajador fuera de España, en gran parte empujadas por la necesidad de abrir nuevos mercados fuera del ámbito nacional o para gestionar mercados ya existentes. Te contamos todo lo que debes saber cuando decides expatriar a un empleado.

C
omo resultado de la globalización e incentivados por la crisis económica en España, cada vez son más las empresas que toman de la decisión de desplazar a sus trabajadores al extranjero con la intención de abrir nuevos mercados. En otros casos, empresas españolas líderes a nivel mundial que operan en diferentes lugares, necesitan que sus trabajadores más talentosos acudan allí donde la compañía tenga una filial o un proyecto importante para aportar sus capacidades y know-how.

Si tu empresa está pensando en expatriar a un trabajador, existen una serie de aspectos que debe tener en cuenta para hacerlo con éxito. Así mismo, es recomendable contar con una empresa de servicios de traducción profesional que ofrezca los servicios de traducción y jura de la documentación oficial del expatriado, así como la traducción de otros trámites más relacionados con la vida personal del trabajador, como los asociados a la mudanza, instalación, seguros de salud o educación.

Por definición, el expatriado es un trabajador contratado por una empresa establecida en España, que es desplazado a otro país, donde prestará sus servicios.

¿Qué es un trabajador expatriado

Lo primero que debemos saber es que el trabajador expatriado es, por definición, un trabajador contratado por una empresa que está establecida en España, que es desplazado a otro país, en el que prestará sus servicios.

Para que un trabajador expatriado sea considerado como tal debe haber un contrato previo entre la empresa y el trabajador, así como un contrato específico en relación a los servicios prestados en el país de destino. El vínculo contractual debe mantenerse durante todo el tiempo que dure el desplazamiento.

Aspectos laborales de los trabajadores expatriados

Las empresas que desplazan a sus trabajadores al extranjero deben de tener en cuenta una serie de aspectos legales, especialmente en relación con la legislación laboral a la que está vinculado el trabajador y en relación al país donde cotiza.

Normalmente se contemplan dos posibilidades:

  • Empleados desplazados de forma temporal que mantienen su contrato en España y, por tanto, continúan bajo la legislación laboral española durante el tiempo que están fuera. En estos casos, la empresa debe cumplir también los requisitos mínimos establecidos por la legislación en el país de destino.
  • Trabajadores localizados en el país de destino que rompen el vínculo legislativo laboral con España y mantienen el del país de destino.

En cuanto a dónde cotiza el empleado, depende en gran medida de los convenios que tenga la Seguridad Social española con el país de destino, así como del tiempo de desplazamiento. El trámite es bastante sencillo cuando hablamos de países de la Unión Europea o países que tengan convenios bilaterales (la mayoría de los países del norte, centro y sur de América), y algo más complicado en la mayoría de países africanos o asiáticos.

 

Aspectos fiscales de los trabajadores expatriados

En cuanto a la fiscalidad, existen dos posibilidades:

  • Que el trabajador mantenga la residencia fiscal en España. En este caso, como es lógico, el empleado deberá tributar en España por su renta mundial, es decir, incluyendo los rendimientos del trabajo obtenidos en el extranjero.
  • Que el trabajador fije su residencia fiscal en el país de destino. El empleado deberá tributar en dicho país y los rendimientos que se entiendan obtenidos en España deberán ser declarados en nuestro país como “no residente” (IRNR o Impuesto sobre la Renta de los No Residentes).

Aspectos migratorios

Las gestiones de la situación migratoria del trabajador desplazado dependen de la legislación de cada país.

Lo que la empresa debe tener en cuenta especialmente es el tipo de visado o permisos necesarios para cada caso (documentos, traducciones y legalizaciones a realizar para el expatriado y su familia).

Existen dos grandes grupos de países: aquellos que pertenecen al Convenio de La Haya y los que no, donde la legalización de los permisos es algo más complicada.

S
i ha llegado el momento de internacionalizar la empresa y necesitas expatriar a uno de tus trabajadores, ten en cuenta los documentos que debes tener en regla en función al país que vayas a mandar al empleado. Por nuestra parte, siempre tendrás el apoyo necesario para traducir todo tipo de documentos necesarios: traducción de certificados de nacimiento, traducción de certificados de matrimonio o traducción del certificado internacional de vacunas,…

Si tienes cualquier duda, consulta nuestros servicios de traducción o contacta directamente con Aire Traducciones.

 

¡Suscríbete a nuestro Blog!

Aire Traducciones: Traductores e intérpretes profesionales desde el año 2000

Recomended Posts

Leave a Reply