Microguía del directivo viajero: Miami

Microguía del directivo viajero: Miami

Siguiendo la línea de nuestras ‘Microguías del directivo viajero’, desde Aire Traducciones queremos daros una serie de consejos en el caso de que tengáis que ir a Miami de viaje de negocios.

Por poneros un poco en contexto, Miami es una de las ciudades más importantes de conexión entre América Latina y Estados Unidos. Se respira una peculiar atmósfera de ‘Espanglish’ en cada esquina, así que podrás hablar español por las calles sin problema alguno. Y, por supuesto, inglés.

Aunque generalmente el trabajo manda, lo primero es tener en cuenta que la mejor época para viajar es de septiembre a mayo, porque podremos huir del frío invernal y encontrar unos plácidos 20°C.

A continuación os señalamos algunos de los lugares que no os podéis perder para desconectar del trabajo en Miami y pasar unas horas de relax entre reunión y reunión.

Las playas: South Beach.

Uno no puede ir a Miami sin bañador y toalla. Las playas son famosas por aparecer en películas y series de televisión y todas ellas gozan de una gran fama internacional. South Beach es seguramente una de las mejores de todo Miami Beach.

Después de un “agotador” día de playa no os vendrá mal tomar un cóctel en alguno de los clubs de la famosa calle Ocean Drive. En el club Mango´s podréis disfrutar de espectáculos en directo.

Los cayos (y más playas).

Los cayos de Miami son un complejo de islas que se prolongan hacia el oeste.

Key Biscayne

En las playas de Key Biscayne (uno de los cayos más famosos) podréis encontrar un montón de servicios como restaurantes, bares, chiringuitos, alquiler de tumbonas, etc. Son ideales para aquellos viajeros que busquen playas tranquilas en Miami donde practicar la natación, tomar el sol o dar paseos por la playa.

La playa de Bill Baggs está situada en el extremo sur de Key Biscayne, y es donde se encuentra el famoso faro del Cabo de Florida. Es una playa donde el viajero encontrará aguas azules donde bañarse o pasear y contemplar las maravillosas vistas al mar.

Key West

Key West (también llamado ‘Cayo Hueso´) es la última de las islas de los cayos. Para llegar a ella hay que cruzar 42 puentes, incluido el famoso Seven Mile Bridge, que aparece en películas como Mentiras arriesgadas, A todo gas, la película de James Bond Licencia para matar e Íntimo y personal. Merece la pena el paseo.

El Design District.

Wynwood es un pequeño barrio de Miami situado a unos tres kilómetros al norte del centro. Está lleno de centros de exposición sobre interiorismo, decoración, galerías de arte, boutiques y restaurantes modernos.

El artífice de este “tinglado” fue Tony Goldman, un visionario que transformó el barrio bajo la premisa de que Miami debe “evolucionar” más allá a la oferta de sol y playa, acercándose a la cultura.

Desde Aire Traducciones os recomendamos que os deis una vuelta por este particular barrio. Especialmente por los Enea Garden Lounge, un pequeño oasis urbano situado en la Calle 40.

Coral Gables.

Si viajas a Miami no puedes dejar escapar una visita al barrio de Coral Gables, un magnífico y pudiente barrio lleno de mansiones de estilo colonial y mediterráneo.

La mayoría de ellas están rodeadas por extensos jardines siempre muy bien cuidados y decorados donde hacerse selfies. Visitar Coral Gables no tiene desperdicio.

Los Everglades

Una inmensa área pantanosa, praderas, pastos, sierra, y selva sub-tropical. El Parque Nacional de los Everglades de Florida es uno de los parques públicos más singulares de los Estados Unidos. Visitar los Everglades requiere tiempo.

Allí hay catorce especies en peligro de extinción, incluyendo el cocodrilo americano (be careful my friend, muerden), la pantera de la Florida y el manatí antillano.

Con estos creemos que ya hay suficientes puntos como para hacer que nuestro viaje de negocios sea un poco más entretenido. Porque no todo es trabajar en la vida del directivo viajero.

Recomended Posts