El riesgo de las empresas a la hora de comunicar en Internet.

El riesgo de las empresas a la hora de comunicar en Internet.

Las nuevas fronteras de la comunicación no se decidirán por países sino por idiomas’. Es una de las conclusiones a las que llegó Nuria Vilanova, CEO de la empresa de comunicación Atrevia (anteriormente denominada Inforpress) hace algún tiempo y con la que estamos totalmente de acuerdo. Según esta profesional, Internet está cambiando las reglas de comunicación a un ritmo vertiginoso. El desarrollo tecnológico es el que imprime el cambio cada vez más rápido y todos los implicados no tenemos más remedio que adaptarnos a este ritmo.

Las empresas internacionales que apuesten por Internet como su escaparate al mundo tendrán que tener esto en cuenta a la hora de desarrollar sus estrategias de comunicación y recordar que una web multiidioma es la única alternativa para garantizar que su presencia sea global.

Más allá de las páginas web, las labores de social media siguen teniendo una creciente demanda en el tejido empresarial actual y los idiomas juegan aquí un papel crucial. En este contexto la inversión de las empresas de corte internacional en el ámbito de la comunicación está evolucionando día a día.

Analicemos el caso de los contenidos en español en una red social como Youtube.

El español, como lengua materna, es usado por alrededor de 360 millones de personas, siendo más de 500 millones de hispanohablantes en todo el mundo. Es el tercer idioma más extendido por los medios (por detrás del chino y del inglés) y es una de las lenguas oficiales de numerosos organismos entre los que está la Unión Europea o las Naciones Unidas (ONU).

Estos datos indican que el idioma español está teniendo un gran protagonismo en todo el mundo y, como no podía ser de otra forma, también en las redes sociales.

Un claro ejemplo de la fuerza que tiene el español en las redes sociales lo encontramos en Youtube. El 80% del contenido que producen los españoles en esta red (conocidos como “youtubers”) se consume a nivel global, principalmente a usuarios de Latinoamérica y Estados Unidos.

Sin embargo, para evitar que la difusión de este contenido se frene por causa del idioma, la plataforma Youtube está apostando por adoptar diferentes herramientas de traducción de contenido entre las que destacan los subtítulos creados por la propia comunidad de seguidores.

Convocatorias abiertas de traducción

Otro ejemplo es TED, un importante partner de Youtube, que se centra en la difusión de ideas y tendencias. Con la ayuda de alrededor de 20.000 traductores voluntarios, TED ha estado experimentando con las convocatorias abiertas de traducción para miles de vídeos en más de cien idiomas.

La conclusión principal de todo esto es que la tecnología, poco a poco, ha eliminado las fronteras al conseguir que espectadores de todo el mundo descubran y accedan a una cantidad ingente de vídeos sea cual sea su idioma de origen.

Sin embargo, a nivel de comunicación, esta tendencia supone grandes problemas y riesgos para las empresas: al fin y al cabo, por su falta de acción, están dejando que sus contenidos y mensajes clave sean traducidos sin ningún tipo de control por software y voluntarios con más o menos capacidad.

Desde Aire Traducciones creemos que la traducción es una disciplina que requiere habilidades específicas que se aprenden y que tardan tiempo en ser asimiladas y dominadas. Más aún, requiere que la propia acción de traducir esté íntimamente vinculada a los objetivos de negocio de la empresa, estilo de comunicación o incluso valores.

Es por ello que las empresas no pueden arriesgarse a que la comunidad de traductores realice una traducción más o menos correcta de su contenido. Todo lo contrario. Deben tomar la iniciativa difundiendo únicamente contenidos traducidos por profesionales y controlados en todo momento por ellos.

El mundo evoluciona y hay que seguir tomando el pulso a las últimas novedades.

Recomended Posts